45123 - AGE Bodegas Unidas, S.A. - RENFE

39,00 € 39.0 EUR

31,20 €

Añadir a la cesta


 


Ebro, ferrocarril, norte y La Rioja, de nuevo volvieron a confluir. En esta ocasión, en Fuenmayor, en un municipio de la Rioja Alta situado junto al río Ebro y la línea ferroviaria Castejón-Bilbao. Sin duda alguna, un enclave estratégico que sirvió para el transporte, entre otras mercancías, de vino, el cual hoy en día, pero con la ausencia del ferrocarril, sigue teniendo importancia, porque en Fuenmayor se ubican veinticinco bodegas de la Denominación de Origen Calificada Rioja.

Sin embargo, la cuestión aquí no versa sobre tiempos actuales, sino de épocas pasadas. Concretamente, hay que remontarse al año 1881, cuando a sus veintisiete años, el navarro Félix Azpilicueta Martínez fundó en Fuenmayor, "Bodegas El Romeral", una de las primeras de la zona y también una de las pioneras en exportar vinos de Rioja, que dieron como resultado la conversión de un pequeño viñedo con una modesta bodega a una marca de renombre y prestigio.

El espítitu emprendedor y dinámio de Félix Azpilicueta impregnó toda su vida, pues diversificó sus negocios y participó, también, en varias compañías cementeras en Navarra y en fábricas conserveras como "La Riojana", fundada por la sociedad "Azpilicueta y Belsué" en 1902. Como era de esperar, dicho ánimo también se hizo patente en su bodega, la cual se fusionaría tiempo después, en 1964, con la vecina "Bodega Las Veras", de Cruz García Lafuente, y en 1967 con "Bodegas Entrena" propiedad de Melquiades Entrena de Navarrete, de donde nació "A.G.E. Bodegas Unidas".

La nueva sociedad, formada por la unión de las tres bodegas familiares con muchos años en el sector y de amplia tradición vitivinícola (las cuales, probablemente, no se dieron cuenta de que con la colocación de las letras de sus apellidos en ese orden formaban la palabra inglesa "age", que en español significa "edad") se convirtió, durante la década de los 70 del pasado siglo XX, en una de las principales empresas del sector del vino en España junto con SAVIN, sociedad cuyo origen también estaba vinculado, en parte, con tierras riojanas de la mano de Bernardo Beristaín y José Ortigüela, con los cuales compartía la necesidad de transportar vino en vagones cisterna.